DeportesDeportivasEstudiantes

De la mano de Noguera, Estudiantes le ganó a un Boca cada vez más complicado

El “Xeneize” y Estudiantes ofrecieron un partido que fue de menor a mayor, y que terminó dándole la alegría al local luego de imponerse por la mínima en el Jorge Luis Hirschi.

Boca salió al campo de juego con intenciones claras. Durante los primeros veinte minutos manejó mucho la pelota (más del 70% de posesión) pero no pudo encontrar una dinámica peligrosa ni tampoco poner en apuros a la defensa del “León”. Estudiantes soportó estoicamente la primera mitad, aburrida para los espectadores, pero que daba cierto atisbo de esperanza al equipo de, por ahora, Miguel Ángel Russo.

Por el lado de Zielinski fue clara la necesidad de unir el mediocampo con la delantera. Llamaba la atención la ausencia de Nahuel Estévez, quizás el jugador más dotado en cuanto a técnica y gravitación en el conjunto platense. Apaolaza y Ayovi nunca se encontraron cómodos durante los primeros 45 minutos. La pelota no llegaba al doble nueve pincha y las situaciones se reservaron para el complemento.

Justamente, en la última mitad, el ingreso de Estévez marcó un cambio rotundo en el semblante de Estudiantes. Más agresividad y confianza, mejor manejo de pelota y un juego evidentemente más directo cambiaron la inclinación de la cancha.

Del otro lado, Boca pareció quedarse en el vestuario. Con menos ideas en el primer tiempo, los de Russo intentaron con alguna jugada esporádica de Pavón (el más desequilibrante de Boca, pero sin efectividad) y subidas interesantes de Advíncula por la banda. Mas allá de eso, el elenco boquense no demostró condiciones para llevarse la victoria.

El partido ganaba temperatura gracias a los intentos del “Pincha”, y finalmente, a través de la valiosa pelota parada, Fabián Noguera pudo marcar el único gol del partido. Luego de un córner ejecutado por Zuqui, el zaguero con pasado en Banfield (y que ya le había marcado a Boca en 2018 de la misma forma) le dio su tercer triunfo al hilo al conjunto de Zielinski.

Sobre el final del partido Russo realizó sus cambios, ineficaces y demorados. Los ingresos de Luis Vázquez, por ejemplo, fueron alternativas ofensivas que tardaron demasiado para un Boca que venía sin aire hacia varios minutos. Ninguno de los nuevos nombres en el campo hicieron que el cuadro de la Ribera mostrara algo distinto.

Estudiantes creció a lo largo del partido, y Boca hizo lo contrario. El “Xeneize” siguen sin ganar, el futuro de Russo es incierto, y los puntos se vuelven cada vez más necesarios. El “León”, por el otro lado, da que hablar y se acomoda en la zona más alta de la tabla para pelear por el campeonato y pensar en jugar próximamente alguno de los torneos continentales.

Nota: Lautaro Larralde

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *