Gimnasia

El Gimnasia de la melancolía

La vida de Gimnasia es como una telenovela, y el partido frente a Patronato fue un capítulo más que tuvo inicio, desarrollo y final. Lo curioso es que este final no fue feliz.

Sin duda que el Lobo se jugaba el todo por el todo en este partido, y como en los últimos años, el albiazul volvió a fallar. En este caso no fue derrotado, ya que el partido terminó 1 a 1 gracias a los goles de Goltz, para el Lobo y de Ávalos para Patronato.

El inicio del cotejo se lo vio favorable al equipo de Diego, ya que logró el primer tanto del partido. Luego de ese gol, el Lobo empezó a viajar en un tobogán de sensaciones y no pudo liquidar nunca el encuentro.

Sin lugar a duda, el punto culmine de los 90 minutos fue cuando, Lucas Barrios decidió patear el penal que le iba a otorgar la victoria parcial del Tripero, por dos tantos contra cero. Pero… la vida del  tripero siempre tuvo sus ventajas y sus contras, y esta no fue la excepción, ya que Barrios con mucha displicencia pateó el penal y lo malogró. El colmo de todo esto es que en la contra nació el empate, definitivo, del equipo visitante.

De esta manera, Gimnasia cerró un capítulo más de su novela,  el próximo cotejo será en Rosario frente a Central ¿Qué pasara? Continuará…

Nota: Simón Bordoni

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *