Internacional

Francia: prohíben la técnica de estrangulamiento en las fuerzas policiales

En Francia, el gobierno prohibió utilizar la técnica de estrangulamiento en las detenciones policiales, a raíz del asesinato de George Floyd en Estados Unidos y la posterior reactivación de ciertos casos en los que, a través de la violencia policial y la discriminación racial, ciudadanos franceses fueron atacados o asesinados.

Cristopher Castaner, ministro del Interior, expresó que “ningún racista puede llevar dignamente el uniforme de policía o de gendarme en Francia”. Además, aseguró que van a aplicar “tolerancia cero” y suspensión inmediata a todos los policías que estén acusados de usar su poder en favor de actos racistas. En los últimos días se filtraron grupos de WhatsApp provenientes de las fuerzas policiales francesas, conformados por más de 8000 agentes, en los que aluden a comentarios racistas y xenófobos. Frente a esta acusación, Castaner negó que la policía fuera una institución discriminatoria: “Nunca cejaremos en nuestro empeño de defender el honor de las fuerzas del orden. No aceptaré acusaciones permanentes”.

Édoard Phillippe, primer ministro francés, visitó este martes una comisaría de Évry, pueblo ubicado en el sur de París. “Su misión es indiscutiblemente difícil, a menudo se enfrentan a las tensiones, amenazas y riesgos y son objeto de ataques físicos. Aun así, tiene que haber igualmente un deber de exigencia”, declaró.

En 2019 hubo 29 denuncias de racismo contra policías, de las cuales 8 se archivaron y 21 se delegaron a la justicia. Ningún agente fue separado o suspendido de su cargo durante los procesos judiciales. En relación a ésto, Castaner espera que de ahora en más se suspenda preventivamente a un efectivo acusado.

A partir de esta semana, está prohibido que un integrante de la fuerza policial apoye su rodilla sobre el cuello de un detenido, tal como lo hizo Derek Chauvin con George Floyd, el pasado 25 de mayo. Las autoridades francesas buscarán también reformar estructuralmente la policía de policías, organismo encargado de tratar los abusos policiales.

El martes pasado se llevó a cabo en París una manifestación masiva de más de 20.000 personas, en la cual pedían justicia por Adama Traoré, un hombre de 24 años que murió en 2016 después de ser detenido, torturado y asfixiado por agentes policiales. También se reflotó el caso de Cédric Chouviat, un repartidor de 42 años, que fue asesinado el pasado 5 de enero. La autopsia determinó síntomas de asfixia y una fractura de laringe.

Por otro lado, en Estados Unidos los demócratas presentaron una reforma policial en el congreso, con el objetivo de establecer una estructura de supervisión y responsabilidad en los departamentos policiales de todo el país. “Las comunidades negras lamentablemente han estado marchando durante más de 100 años contra el abuso policial”, dijo Karen Bass, presidenta del Caucus Negro del congreso.

Nota: Nacho de Vita

Show More

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *